FANDOM


La pintura alemana primitiva, hasta el inicio del Renacimiento, es una pintura de género religioso. las imágenes de altar de Meister Stephan Lochner y la escuela de Colonia constituyen una de las cumbres de la pintura gótica alemana. En la transición del siglo XVI se inició con Alberto Durero una de las épocas más esplendorosas del arte alemán. Alberto Durero fue el primer gran retratista alemán y pintó los primeros paisajes como tales. Entre los grandes maestros de aquella época se cuentan Mathis Gothardt conocido como Matthias Grünewald, Lucas Cranach, Hans Baldung Grien, Hans Holbein y Albrecht Altdorfer, cuyo arte pone de manifiesto una percepción totalmente nueva y primordial de la naturaleza.

La pintura alemana volvería a alcanzar momentos de máximo esplendor en la época del Romanticismo, especialmente a través del paisajismo de Caspar David Friedrich.

A principios del siglo XX los artistas alemanes buscaron formas de expresión adecuadas para encarar la crisis de la época, que tan profundamente les conmocionó. El expresionismo cristaliza la posición de la pintura alemana dentro de la vanguardia artística europea, que revolucionó los cánones al uso. Sus rasgos esenciales son la intensidad de la expresión, que rompe los moldes formales, el pathos social y el reconcentramiento sentimental. Sus principales representantes se agruparon en el movimiento "Die Brücke" y en otro grupos repartidos por toda la geografía del país, desde Renania hasta Múnich ("Der Balue Reiter"). Mención apárte merecen las figuras de Max Beckmann y Otto Dix, quien se valió de un realismo radical y descarnado para plasmar su crítica a la sociedad de los años veinte. Los doce años de la dictadura nazi truncaron violentamente todas las corrientes de la pintura moderna. Tras la guerra surgió en Alemania un arte totalmente nuevo y autónomo bajo la influencia determinante de Joseph Beuys.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.